La Misión Scalabriniana y la Red Clamor

Ante el clamor del pueblo sufriente en las periferias de las zonas fronterizas el Departamento de Justicia y Solidaridad (Dejusol) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) se reunieron, entre el 27 y 30 de marzo de 2017, gran parte de organizaciones de movilidad humana, refugio y trata de personas de la Iglesia Católica de América Latina y el Caribe para conformar la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas – Clamor, en Santiago de los Caballeros – República Dominicana.

En clara referencia al texto bíblico del libro del Éxodo (3, 7-8), la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas – Clamor tiene como objetivo articular el trabajo pastoral que realizan diversas organizaciones de la Iglesia Católica en América Latina y el Caribe para, desde la misión evangelizadora de una iglesia en salida, acoger, proteger, promover e integrar a migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de tráfico y trata de personas.

En este contexto, en enero de 2018, cuatro instituciones de la Iglesia en Ecuador se encontraron para hacer una lectura de la situación de la Movilidad Humana en el país. Cáritas, la Misión Scalabriniana, el Servicio Jesuita a Refugiados – JRS Ecuador y la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos/as – CER reunieron a todos sus equipos nacionales y en compañía de algunos Obispos de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y el nuevo Nuncio Apostólico para el país, monseñor Andrés Carrascosa Coso, desarrollaron una agenda de trabajo que permitió actualizar la mirada sobre esta situación, compartir los quehaceres y llegar a acuerdos, que en ese momento buscaban fortalecer acciones conjuntas en la medida de lo posible.

En meses posteriores, y con la suma de otras instituciones como la Comisión ecuatoriana Justicia y Paz – CeJyP, este esfuerzo adquirió el nombre de RED CLAMOR Capítulo Ecuador, asumiendo la representación de la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas Clamor, conformada en el 2017 en República Dominicana.

CAMBIA UNA VIDA HOY

Mientras persista la pobreza, la injusticia y la desigualdad, ninguno de nosotros puede descansar realmente. No se necesita mucho para cambiar una vida. Póngase en contacto hoy y comience a marcar la diferencia.

DONACIONES
PARTICIPA