La Corte Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, se pronunció ante la militarización de las fronteras de Latinoamérica durante la pandemia, este pronunciamiento lo hizo después de escuchar, en su período 179 de sus sesiones, a la Red Clamor y  varias organizaciones de derechos humanos que detallaron sobre las deportaciones, la militarización, la separación de las familias y la imposibilidad de acceder a la condición de refugiado. La CIDH realizó las siguientes recomendaciones a los estados:

1) Externalizar el control migratorio

2) Desplegar las fuerzas armadas, policías militares y otros cuerpos de seguridad con perfil y formación militar en tareas de gestión migratoria fronteriza

3) Aumentar la aplicación de la detención migratoria, y procedimientos de deportación o expulsión que no aseguran las garantías del debido proceso

4) Limitar el acceso a los territorios de los Estados y a procedimientos migratorios, de asilo o de protección internacional, especialmente utilizando la pandemia y las medidas de respuesta como justificación, afectando también a la migración de retorno de connacionales.

Aquí la noticia completa que emitió la CIDH