Egnner forma parte del Consejo Consultivo de jóvenes a nivel nacional. Esta organización se dedica a exigir transversalizacion y políticas públicas en temas relacionados con los jóvenes, así como el cumplimiento de estas. En este ámbito, Egnner colabora con el consejo de protección de derechos (tecnología, censo).

Desde chico ha tenido ímpetu de querer ayudar, de estar con la gente y de escuchar su sentir. A lo largo de su adolescencia formó parte de los boys scouts, de los consejos de incidencia de su escuela, así como de su universidad. Un adolescente muy activista.

Hace unos 4 años ingresó como voluntario a la Cruz Roja Ecuatoriana. En ella pudo enriquecerse en el tema humanitario y ver la necesidad y la importancia de contar siempre la verdad. “Los medios maquillan la situación y no dicen la realidad, eso me ha llevado a recorrer el país y ver las necesidades reales de cada grupo”.

Al enterarse de esta oportunidad (formar parte del equipo de la MSC como agente de campo en su comunidad), vio cumplido su sueño de ayudar a las personas desde otro enfoque. Además, él es humanitario, honesto, empoderado y visionario “Yo puedo hacer muchas cosas. Es importante querer mejorar tu calidad de vida, de manera personal y la vida de las otras personas”, cualidades requeridas en un agente de campo.

Gracias a esta oportunidad, Egnner quiere incentivar un cambio de mentalidad, fomentar la cultura de auto-ahorro y del emprendimiento y reactivar el valor de la solidaridad y del respeto, valores que según él se están perdiendo.

Aunque no conocía la metodología GAAP, le ha parecido una metodología alternativa y alterativa muy buena ya que se sale del contexto formado y formal. Es un método que mejora el vínculo entre la comunidad, genera interacción y comunicación. Además, va a permitir el empoderamiento en temas de auto-ahorro, y a “ver la realidad de la comunidad en la que vives, reunir datos para poder solucionar los problemas y sobre todo mejorar las relaciones”.

Por otro lado, Egnner nos comenta que todo lo que se haga tiene que ser con un enfoque de derechos, desde el ser humano, es decir, desde la participación de la comunidad. Se tiene que dar desde una perspectiva de igualdad y horizontalidad. En temas de movilidad humana, es importante “Ser migrante con los migrantes”, es decir, conocer a la otra persona, por qué están aquí, cuál es su situación, etc. “No hay que olvidarse que nuestros ancestros fueron migrantes”.

Para finalizar, Egnner nos explica sus expectativas como agente de campo. Con esto, nos dice que es una metodología innovadora ya que integra a todos los grupos sectarios (grupos mixtos, grupos de todas las edades, etc.), no hay segmentación.

La capacitación le ha enseñado a proyectarse como joven, a mejorar la situación personal de cada un@ y a cambiar la mentalidad del conjunto de los jóvenes “Ese debería ser el cambio”.