La emergencia sanitaria ha acentuado la vulnerabilidad de las personas en situación de movilidad humana

Las personas en situación de movilidad humana (migrantes y refugiados) se encuentran en una situación de vulnerabilidad.  No solo económica, dado sus
trabajos informales, sino también social –discriminación, xenofobia- y sanitaria (desnutrición infantil, falta de nutrientes, entre otros). Por otro lado, no tienen medios de vida ni seguridad económica ya que se les dificultad ahorrar porque mandan dinero a sus familias, y sufren de explotación laboral. Todo esto se ha visto acentuado debido a la emergencia sanitaria que ha creado graves impactos socioeconómicos. El Covid-19 se ha propagado de manera tan veloz que ha sorprendido a todo el mundo y ha paralizado la cotidianidad y acciones del día a día. Muchas de las personas que se encuentran en situación de movilidad, la mayoría con trabajos informales, no han podido retomar sus actividades como consecuencia de los toques de queda  y restricciones. Esto ha causado que no tengan recursos económicos para comprar alimentos, productos de higiene o pagar su arriendo mensual. Lo que conlleva a una extrema vulnerabilidad que necesita de un apoyo externo para poder paliarse y con ello poder sobrevivir. “Vivir del día a día es una situación extremadamente dura y difícil”.

Por ello, desde la Misión Scalabriniana, con la Red Clamor y en colaboración con otras organizaciones, GAD’s provinciales, fundaciones e instituciones ha podido donar y entregar kits de alimentos, de higiene y de limpieza, así como ropa y colchones a diferentes familias en las 4 localidades en las que trabajamos (Pichincha, Imbabura, Sucumbios y Carchi). Los kits de alimentos que, en función de la cantidad, duran entre 2 y 4 semanas contienen productos de primera necesidad como, por ejemplo, arroz, aceite, atún, harina, fideo, sal, entre otros. Los kits de alimentos siguen los estándares alimentarios recomendados por el Estado.

Las donaciones se entregan bajo las medidas de protección, asegurando el mínimo contacto y manteniendo un protocolo de protección e higiene para salvaguardar la salud de los beneficiarios y de nuestro personal.

No pases de largo: ayuda al prójimo. Si quieres ayudar a familias que se encuentran en situación de movilidad humana y en una vulnerabilidad extrema. Dona. Juntos podemos hacerlo.

Para más información, acuda al apartado de Donaciones y/o Campañas.